. . .

Mientras los científicos se apuran en la carrera de producir una vacuna eficaz contra el Covid-19, el número de los infectados a nivel mundial ya sobrepasó los 65 millones, y los países duplican las restricciones.

El nuevo presidente electo de los Estados Unidos de América, Joe Biden,  dijo que pediría a los estadounidenses que usen máscaras durante 100 días cuando asuma la presidencia de ese país, es cual, ha sido el más afectado por la pandemia, con casi 15 millones de personas infectadas.

Estados Unidos se encuentra entre los países que registraron máximos históricos en muertes diarias esta semana junto con Italia, que está experimentando un resurgimiento dramático después de que aplastó en gran medida su brote anterior al imponer un bloqueo estricto en la primavera.

Los picos alarmantes se producen después de noticias más positivas sobre el desarrollo de vacunas, con Moderna, con sede en Estados Unidos, anunciando que su fármaco candidato confiere inmunidad durante al menos tres meses.

Para generar confianza en las vacunas después de su aprobación, Biden, de 78 años, dijo que estaba dispuesto a vacunarse en público, siguiendo compromisos similares de los expresidentes estadounidenses Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton.

Biden también usó la entrevista de CNN para decir que le había pedido al principal especialista en enfermedades infecciosas del gobierno, Anthony Fauci, que se uniera a su equipo Covid y se desempeñara como asesor médico en jefe.

Pero en una señal del difícil trabajo que se avecina, el estado de California, el más poblado de los Estados Unidos, ha anunciado más restricciones en cuanto a reuniones y el cese de las actividades no esenciales, principalmente debido al colapso de los hospitales.

La pandemia muestra pocos signos de desaceleración, y el número diario de muertos en todo el mundo en las últimas semanas alcanzó su tasa más alta desde que surgió el virus en China a fines del año pasado.

Las vacunas

Gran Bretaña se convirtió el miércoles en el primer país occidental en aprobar una vacuna para uso general, lo que presiona a otros países para que sigan su ejemplo rápidamente, sin embargo, expertos consideran que fue una decisión apresurada.

Sin embargo, las autoridades sanitarias británicas indicaron que no se autorizaría el suministro de ninguna vacuna en el Reino Unido a menos que se cumplan los estándares esperados de seguridad, calidad y eficacia.

Bélgica y Francia han dicho que ellos comenzarían a administrar la vacuna en enero a los más vulnerables.

El mundo después de las vacunas

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió que había que tener claro que las vacunas, aún si se comienzan a usar rápidamente, no evitarán la lucha contra las secuelas de la pandemia, ya que la vacuna no va a deshacer el daño ya hecho por la pandemia, que, según él, ese daño podría extenderse por décadas.

Los mundos del deporte y la cultura todavía están lidiando con los efectos que alteran la sociedad de la pandemia, a pesar de la flexibilización aún este mundo está sufriendo grandes pérdidas

Igual sucede con trabajadores independientes, como los cerrajeros Manresa, o trabajadores de viajes y turismo que han visto con gran preocupación como el mundo del Turismo se ha ido a pique.

Sin embargo, el mundo ha demostrado una fortaleza espectacular para enfrentar lo que ha sucedido y de seguro podrá salir victorioso de todo esto.

error: Content is protected !!